Buscar
  • Galería G12tres

Canto de quimeras y las pequeñas bestias


David Mirra

Los Siervos


El trabajo de David Mirra requiere ser admirado bajo una estructura formal basada en la realidad espacial.

Al momento de iniciar una obra el territorio de la teatralidad en el uso del paisaje sea esté tomado de la realidad o imaginado es de suma importancia para fijar la escena, es ahí donde se crea una base firme donde sembrar la metáfora y las leyes internas que la conforman, en esta base nace, crece y se nutre la imagen se desarrolla como si de una semilla in vitro se tratara.

Los elementos formales que conformarán la imagen como su tamaño, la temperatura del color y la tensión emocional del tiempo pictórico son los nutrientes para generar un grupo de personajes donde el uso de la gestualidad en lo pictórico y la estética de lo deforme nos hacen concebir una visión más apegada a perseguir lo estético que lo bello.

Tomando en consideración esa idea de lo expresivo y usando los recursos de la pintura me permite ir develando capa tras capa esa gigantesca tierra epidérmica de lo grotesco y sus múltiples escondites de lo bizarro.

Esta serie de pinturas desarrolla un tratamiento en el uso de la mancha y espesor pictórico buscando golpear en la retina un vibratorio y repetitivo murmullo plástico que combinado con la arquitectura de lo que conforman la estructura y la composición de la imagen y su metáfora de lo onírico que funciona como una bisagra entre el mundo del sueño y la realidad palpable de lo cotidiano, nos evoca este lapso entre el instinto de lo animal y el pensamiento racional de lo humano.

Es una mecánica en balance entre lo físico de la materia y lo metafórico de la significación de la imagen.


Galería G12.Tres

Arte Contemporáneo

22 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo