Buscar
  • Galería G12tres

NOSOTRAS

MUSAS ARTISTAS MUJERES


PINTORAS MEXICANAS


Homenaje a mujeres artistas que han destacado en el ámbito social predominantemente masculina y patriarcal.

Las mujeres que aquí se representan tienen un papel esencial en la familia logrando destacar como artistas y dejando una huella trascendente en la historia.


Los vestidos representan una pieza femenina y generacional en el camino que han trascurrido las artistas siendo pioneras en las artes visuales.



Frida Kahlo


Magdalena Carmen Frida Kahlo Calderón (Coyoacán, Ciudad de México, 6 de julio de 1907-ibid., 13 de julio de 1954),1​ conocida como Frida Kahlo, fue una pintora mexicana. Su obra gira temáticamente en torno a su biografía y a su propio sufrimiento. Fue autora de 150 obras, principalmente autorretratos, en los que proyectó sus dificultades por sobrevivir. También es considerada como un icono pop de la cultura de México.2

Su vida estuvo marcada por el infortunio de sufrir un grave accidente en su juventud que la mantuvo postrada en cama durante largos periodos, llegando a someterse hasta a 32 operaciones quirúrgicas.3​ Llevó una vida poco convencional.3​La obra de Frida y la de su marido, el pintor Diego Rivera, se influyeron mutuamente. Ambos compartieron el gusto por el arte popular mexicano de raíces indígenas, inspirando a otros pintores mexicanos del periodo posrevolucionario.


Olga Costa


llamada Olga Kostakovsky nace en Leipzig Alemania el 28 de agosto de 1913. Fue una pintora mexicana hija del músico Jakob Kostakovsky, y arribó a México en 1925 a los 12 años, desembarcando en el puerto de Veracruz. La familia se estableció en la Ciudad de México donde conocen a Diego Rivera, Frida Kahlo y Rufino Tamayo. Estudió en la Escuela Nacional de Artes Plásticas junto con Carlos Mérida. En 1935 se casó con José Chávez Morado. Vivieron en el Estado de Guanajuato por muchos años y donaron una rica colección de arte popular, prehispánico y colonial de México. Durante este periodo regresó a la pintura, produciendo pequeños trabajos en óleo y guache. A su regreso a la Ciudad de México formó parte de la fundación de la Galería Espiral. En 1945 montó su primera exhibición en la Galería de Arte Mexicano. En 1946 viaja a Japón donde queda fascinada con el arte oriental. Con José Chávez Morado crearon una vasta colección de arte que ahora es posible apreciar en el recinto que lleva el nombre de ambos, el Museo Olga Costa-Chávez Morado, en el estado de Guanajuato. Olga Costa murió en la Ciudad de Guanajuato en 1993.




Lilia Carrillo


(2 de noviembre de 1930 - 6 de junio de 1974) fue una pintora mexicana de la Generación de la Ruptura, activa entre finales de la década de 1950 hasta su fallecimiento en 1974.

mientras que ella y su esposo el artista abstracto Manuel Felguérez luchaban porque se aceptaran sus obras, aún vendiendo arte folclórico y artesanías mexicanas para sobrevivir, eventualmente tiene éxito y sus pinturas son expuestas en grandes salones de la Ciudad de México y otras ciudades del mundo. Su obra formó parte de la exhibición inaugural del Museo de Arte Moderno en la ciudad de México en 1964.

En 1951, Lilia Carrillo sufrió una caída de un andamio que tuvo repercusiones veinte años después, provocándole un aneurisma en la médula espinal. Siguió pintando durante cuatro años de hospitalizaciones y tratamientos médicos. Murió en 1974 a los 43 años de edad, dejando su última obra a la que se le tituló Inconclusa. Quedó en la memoria de sus contemporáneos como una mujer pionera en el arte abstracto mexicano, con un grato recuerdo y aprecio por los artistas de su época.

Luego de su muerte en 1974, su obra ha sido elogiada por el Palacio de Bellas Artes y ha sido expuesta en numerosas exposiciones.



María Cenobia Izquierdo Gutiérrez


(San Juan de los Lagos, Jalisco, 30 de octubre de 1902-Ciudad de México, 2 de diciembre de 1955) fue una pintora mexicana, una de las primeras mujeres en exponer sus obras fuera de México, en 1930.1​ Su primera exposición tuvo lugar en la Art Center Gallery de la ciudad de Nueva York.2​ Aunque la mayoría de sus biógrafos aceptan el año 1902 como el de su nacimiento, algunos otros afirman que fue en 1906.3​ Su obra se caracteriza por el uso de intensos colores y temáticas que incluyen autorretratos, paisajes, naturaleza, escenas del mundo del circo y de tradiciones mexicanas, representadas con estilo surrealista y expresionista


Leonora Carrington


(Lancashire, Inglaterra, 6 de abril de 1917-Ciudad de México, 25 de mayo de 20111​) fue una pintora surrealista y escritora inglesa nacionalizada mexicana.

Nació el 6 de abril de 1917 en Clayton Green, una aristocrática mansión del pueblo de Chorley, en Lancashire, Inglaterra. Cuando ella tenía 3 años su familia se trasladaría a Crookhey Hall, un castillo neogótico rodeado de inmensos jardines y bosques que Carrington inmortalizó en obras como Green Tea.4

Aunque se educó en el Convento del Santo Sepulcro, en la ciudad de Chelmsford, donde estuvo encarcelado Oscar Wilde, no siguió las pautas educativas de las señoritas de la alta sociedad destinadas al mercado del matrimonio, sino que leía vorazmente y participaba en las charlas que sobre diversos temas organizaban en su casa los jesuitas del colegio de sus hermanos en Stonyhurst.4​ Su mundo imaginario estaba lleno de gnomos, duendes, gigantes y fantasmas, producto de su educación irlandesa y del contacto con la mitología celta. Desde una edad muy temprana empezó a entrar en contacto con su propio mundo natural que para otros era sobrenatural, y a tener visiones y experiencias con espíritus y fantasmas, lo que le valió la expulsión del Santo Sepulcro y su paso por un sinfín de escuelas, pues detestaba la educación convencional y se aburría mortalmente.4​ Fue enviada a una escuela de jovencitas, Miss Penrose School for Girls, de Florencia. Allí se empapó, durante ocho meses del arte de los museos florentinos. Después fue enviada a París para estudiar en una "finishing school", una escuela privada de modales para señoritas, de donde también fue expulsada y recalando finalmente en la casa de un profesor de arte, apellidado Simon, quien le enseñó a dibujar de manera realista.


María de los Remedios Alicia Rodriga Varo y Uranga

(Anglès, Gerona, España, 16 de diciembre de 1908Ciudad de México, 8 de octubre de 1963), conocida como Remedios Varo, fue una pintora surrealista, escritora y artista gráfica española.2

Fue una de las primeras mujeres que estudiaron en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid. En 1932 se estableció en Barcelona, donde trabajó como diseñadora publicitaria, sumándose al grupo surrealista catalán Logicofobista. En 1937 viajó a París junto al poeta surrealista francés Benjamin Péret y en 1941, con la llegada de los nazis a la capital francesa, se exilió a México. Nunca regresó a España.

La obra de Varo evoca un mundo surgido de su imaginación donde se mezcla lo científico, lo místico, lo esotérico y lo mágico.

Contrariamente a lo que se cree y da por sentado, Remedios Varo nunca adquirió la nacionalidad mexicana, conservando su nacionalidad española, aunque jamás quiso regresar a su tierra natal, a diferencia de su amiga Leonora Carrington quien sí se nacionalizó en el país americano.

En la Exposición Internacional del Surrealismo en México de 1940 dirigida por Inés Amor en la Galería de Arte Mexicano, se había ya exhibido uno de sus cuadros llamado Recuerdo de la Walkyria. Ya establecidos en México, Péret y Remedios se integraron en un círculo de amigos y artistas entre los que se encontraban César Moro, Esteban Francés, Gerardo Lizarraga, Leonora Carrington, Octavio Paz y Eva Sulzer quien fue una importante mecenas de los artistas exiliados.16​ Durante la década de 1940, Remedios realizó diferentes trabajos artesanales, de decoración y publicidad entre los que se encuentran una colaboración con Marc Chagall en el vestuario para el ballet Aleko que se estrenó en el Palacio de Bellas Artes. El 10 de mayo de 1946 se casó por lo civil con Péret en Cholula, Puebla, para obtener un pasaporte con el que viajar por Sudamérica.


Nahui Olin


María del Carmen Mondragón Valseca, también conocida como Nahui Olin, (Veracruz, México, 8 de julio de 1893 - 23 de enero de 1978) fue una pintora y poetisa mexicana que nació en Veracruz, hija del militar Manuel Mondragón, en el seno de una familia acaudalada del Porfiriato, a finales del siglo XIX. Rubí de María Gómez señala que pudo haberse acercado a las ideas feministas e incluso se menciona la influencia de la ideología de Mary Wollstonecraft.1​ La filósofa María Cecilia Rosales incluso señala que el hecho de que se representara a sí misma en su pintura corresponde con su conocimiento del feminismo mexicano y anglosajón que la impulsó a explorar su creatividad.


Su obra pictórica se inscribe dentro del naíf, que se distingue por la espontaneidad y la ingenuidad. Además de hacer múltiples autorretratos, con sus característicos ojos verdes, Carmen Mondragón recreó imágenes típicas de México, como sus parques, sus mercados o las pulquerías.5​ Otras de sus obras se caracterizan por su erotismo y su exploración de la sexualidad.5

Participó en una exposición colectiva en Bellas Artes en 1945, junto con pintores como Pablo O’Higgins y José Clemente Orozco. Sin embargo, poco a poco desapareció de la escena artística.6

En 1993, con motivo del centenario de su nacimiento, se organizó la exposición Nahui Olin, una mujer de los tiempos modernos en el Museo-Estudio Diego Rivera en la Ciudad de México.3​ Su siguiente exposición individual se exhibió de junio a septiembre del 2018 en el Museo Nacional de Arte (Munal) en la Ciudad de México, la cual se tituló "Nahui Olin. La mirada infinita", donde se mostró pintura, fotografía, caricaturas y publicaciones de la artista.


Cordelia Urueta Sierra


(Ciudad de México, 16 de septiembre de 1908-ibidem, 3 de noviembre de 1995) fue una artista mexicana, conocida por el uso del color y la abstracción sin abandonar la figura humana. Nació en una familia intelectual y artística. Empezó a dibujar cuando era niña, sobre todo retratos. No tuvo una formación artística formal extensa pero dio clases de arte, lo que le dio la oportunidad de conocer a varios artistas mexicanos contemporáneos, incluyendo a Gustavo Montoya. Después de un tiempo en París y Nueva York, regresó a México permanentemente en 1950 para dedicarse a la pintura, exhibiendo en México y en el extranjero en los años 1950 y 1960. Ganó el Premio Nacional de Arte pero lo rechazó.

A pesar de que no estaba integrada en la escena artística mexicana de la época, es cercana a la Escuela Mexicana de Pintura, especialmente en sus trabajos iniciales cuando se dedicaba a los retratos. Se esforzó por encontrar su propio estilo y lo logró con sus figuras que eventualmente desaparecieron cediendo el espacio a las texturas y colores.5

Sentía que el uso del color expresaba mejor sus emociones. Su obra es conocida por esto y se le considera una de las "grandes coloristas" de México.”15​ Su trabajo más tardío era más abstracto aunque con referencias a la forma humana, mostrando influencia de Tamayo.13​ Se le conoce también como la "Gran dama del arte abstracto


10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo